Reality show

Reality show. Instalación.

Dos habitaciones separadas por un doble espejo. La luz se enciende alternativamente en cada habitación cada 12 segundos dejando ver el lado contrario o viendo nuestro propio reflejo.

El día a día se recrea en la magnificación de la acción inactiva, el reality show es llevado al extremo, hasta el punto de destrozar todo parecido con la realidad. Vivir a través de, sentir mediado por… “acción inactiva”. Entonces nos preguntamos: ¿Es ese “otro observable” una ventana o simplemente un espejo?